Autor: rzjoan

Encuentro Internacional Bicentenario 2010

Roberto Benavente M. Contralmirante Presidente I. LA IDEA Durante la Asamblea General Ordinaria Anual celebrada en Valparaíso en Mayo del 2008 se expuso ante los asistentes de la idea de organizar en Chile un Encuentro Internacional de Camaradería de Cap Horniers teniendo en consideración que aún existían organizaciones ligadas a la antigua Amicale Internationale des Cap Horniers au Long Course fundada en Francia en 1937, que finalizó sus actividades el 15 de Mayo de 2003 en la ciudad de Saint Malo. El Encuentro se llevaría a efecto siempre que fuese posible obtener la colaboración de la Armada para transportar a los participantes desde Punta Arenas hasta el Cabo de Hornos y regreso a Punta Arenas, en una fecha que permitiera visitar previamente en Valparaíso los Grandes Veleros que participarían en la Regata VELAS SUDAMERICA 2010, organizada por las Armadas de Chile y Argentina para realzar la conmemoración del Bicentenario de la Independencia de ambas repúblicas. A pesar de que se dio a conocer a la Asamblea las dificultades para lograr lo anterior y los esfuerzos que demandaría llevar adelante la organización y ejecución del evento, la Asamblea aprobó la idea y estuvo de acuerdo en que cada participante debía prestar la colaboración necesaria para realizar un Encuentro memorable para todos los asistentes. II. LA PLANIFICACIÓN Tan pronto se tuvo conocimiento de la fecha en que los Grandes Veleros estarían...

Read More

ALBATROS ERRANTE. Poema de Pablo Neruda

En alta mar navega el viento dirigido por el albatros: esta es la nave del albatros: cruza, desciende, danza, sube, se suspende en la luz oscura, toca las torres de la ola, anida en la hirviente argamasa del desordenado elemento mientras la sal lo condecora y silba la espuma frenética, resbala volando el albatros con sus grandes alas de música dejando sobre la tormenta un libro que sigue volando: es el estatuto del...

Read More

Chile Velero. Poema de Venancio Lisboa

Autor: Venancio Lisboa Largo navío Acoderado al Continente americano: Proa de duro hielo, Popa de ardiente arena. Y en el costado de roca inscrito el nombre en acero: “CHILE”, Es mi patria velera. Las gentes que lo tripulan son fuertes y razonables Por “La Razón y la Fuerza” unidas e inseparables. El corazón de su habitante es un pequeño barco Anclado en la linfa de su sangre. Dura entraña en hierro y cobre; El petróleo en la sentina; El salitre en entrepuente; Y en cubierta: altos mástiles de bosques Que empavesan y engalanan los copihues, amapolas, Los viñedos y el azahar Y en lo alto del mesana reunidos y flameando Contra el fondo azul tardío: Un girón del sol poniente, Una mancha de gaviotas Y una estrella natural. ¡Zarpa, mi patria velera, Navega y hazte a la mar! Valparaíso, Noviembre de...

Read More

El Albatros: Poema de Salvador Reyes

Autor: Salvador Reyes. Colaboración del Cofrade Honorario. Ingeniero Don Pedro Sapunar Peric. No he de volver al Sur, donde tu vuelo en el viento de Dios gira y reposa;  no he de volver al Sur, donde la rosa  se cristaliza en pétalos de hielo. Hay una certidumbre, existe un duelo, saber que nunca tu ala poderosa volverá a ser para mis ojos cosa  cotidiana, rutina de mi cielo. En la Antártica, patria ya perdida para cualquier camino de mi vida, regirá para siempre tu poder marítimo. Y así, desde muy lejos, tú señalas para mí un imposible, y con tus alas allá en el Sur limitas mi...

Read More

EL ALBATROS : Poema de Charles Baudelaire

Autor: Charles Baudelaire (Les fleurs du mal) Nació en Paris, abril de 1821. Murió en Paris 31 de Agosto de 1867. Escrito a bordo del velero L’Alcide en 1842 a los 21 años de edad volviendo a Francia desde la India. Traducción castellana de Ángel Lázaro  Suelen, por divertirse, los mozos marineros cazar albatros, grandes pájaros de los mares que siguen lentamente, indolentes viajeros, el barco, que navega sobre abismos y azares. Apenas los arrojan allí sobre cubierta, príncipes del azul, torpes y avergonzados, el ala grande y blanca aflojan como muerta y la dejan, cual remos, caer a sus costados. ¡Que débil y que inútil ahora el viajero alado! El, antes tan hermoso, ¡que grotesco en el suelo! Con su pipa uno de ellos el pico le ha quemado, otro imita, renqueando, del inválido el vuelo. El poeta es igual … Allá arriba, en la altura, ¡qué importan flechas, rayos, tempestad desatada! Desterrado en el mundo, concluyó la aventura: ¡sus alas de gigante no le sirven de...

Read More
https://termpapermonster.com/